¿Cuántas veces no hemos estado batallando con la neutral?

Ahí viene el semáforo. Ya no alcanzamos a poner neutral y nos quedamos con la mano pegada.

Mal hecho.

Si haces eso todo el tiempo tu “embrague” se va a desgastar más rápido.

Y además, te dolerá la mano.

Es mejor acostumbrarse a la neutral. Recuerda que el clutch sirve para cambiar velocidades y no para que te quedes pegado ahí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *