Es verdad. La primera vez que subimos a alguien atrás traemos el doble de peso.

Pasajeros y acompañantes: sean como un buen bulto y no se muevan tanto.

Fuera de broma, entre más tranquilos vayan, mejor será el balance.

Es importante que el pasajero vaya relajado.

Es una moto, no un toro mecánico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *